top of page
iStock-487419534.jpg

Ortodoncia

Para

Niños

A los 7 años, la mayoría de los niños tienen una combinación de dientes permanentes y de leche. Los ortodoncistas pueden detectar problemas sutiles con el crecimiento de la mandíbula y los dientes emergentes mientras algunos dientes de leche todavía están presentes.  Esto es importante porque algunos problemas de ortodoncia son más fáciles de corregir si se detectan a tiempo.

 

Por estas razones, la Asociación Estadounidense de Ortodoncistas recomienda que su hijo se someta a un chequeo de ortodoncia a más tardar a los 7 años. Si bien los dientes de su hijo pueden parecer rectos, podría haber un problema que solo un ortodoncista puede detectar. Por supuesto, el chequeo puede revelar que la mordida de su hijo está bien, y esa puede ser una noticia reconfortante.

Incluso si se detecta un problema, el Dr. Rocha puede adoptar una estrategia de “esperar y ver”, controlando a su hijo de vez en cuando a medida que salen los dientes permanentes y la mandíbula y la cara continúan creciendo.  Para cada paciente que necesita tratamiento, existe un momento ideal para comenzar el tratamiento y lograr los mejores resultados.

 

En algunos casos, el Dr. Rocha podría encontrar un problema que pueda beneficiarse de un tratamiento temprano. El tratamiento temprano puede prevenir el desarrollo de problemas más graves y puede hacer que el tratamiento a una edad más avanzada sea más corto y menos complicado.  Por lo general, el tratamiento temprano implica el uso de aparatos de ortodoncia para guiar el crecimiento de los huesos de su hijo y crear una mejor base para los dientes permanentes a medida que emergen.  En algunos casos, el Dr. Rocha podrá lograr resultados que no serían posibles una vez que la cara y la mandíbula hayan terminado de crecer.

bottom of page